Compuerta cortafuego

La compuerta cortafuego de GI es aplicada en conductos para detener la propagación de fuego y humo. Es un estricto controlador de volumen de aire de calidad que tiene una duración de funcionamiento, en caso de incendio, de 2 horas. Cuando la temperatura alcanza los 70ºC, la compuerta cortafuego se cierra automáticamente y el aire queda encerrado, no permitiendo alimentar el fuego. El fusible asociado a la compuerta cortafuego se derretirá en caso de aumento de temperatura o fuego y los alabes se cierran. Nuestro equipo de técnicos puede diseñar, en base a nuestra capacidad y experiencia, la solución de control de flujo de aire de acuerdo a sus necesidades.

Comentarios